Roma, 10 de diciembre de 1981

Entrevista realizada a Chiara Lubich por Sor Ignazia Ishino e Hiroshi Miyahjra de Radio Vaticana que responde al por qué el Movimiento haya involucrado a personas de todas las categorías y convicciones religiosas en todo el mundo. 

"El Movimiento de los Focolares que usted ha fundado tiene una gran expansión en el mundo. Abraza todas las categorías de personas. ¿Cuál es el secreto o el motivo de este logro?"  

Chiara Lubich: "Cuando empezamos, una de las primeras ideas que recibimos de Dios fue la de abandonarnos completamente a su voluntad. Por consiguiente, perder los proyectos que teníamos para nuestras vidas e iniciar realmente una auténtica aventura, fiándonos de Dios que es Padre.  
Ahora bien,  Él, cuando al inicio pensó en poner la primera piedra del edificio de esta Obra, nos sugirió un pacto: el pacto del amor recíproco; y también nos enseñó todas los cuidados necesarios para mantenerlo. Hemos tratado de mantenernos fieles al mismo bajo la guía de la autoridad eclesiástica, nutriéndonos cada día de la Eucaristía y de la Palabra de Dios.  

Así ocurrió que, al mantener siempre vivo el amor, Dios estaba con nosotros. "Donde está la caridad y el amor, allí está Dios". Y puesto que este amor unía a un grupo de personas, Jesús estuvo desde el principio entre nosotros. "Donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo", había dicho. Por eso se puede decir que –aunque Dios se haya servido de una persona para iniciar– el fundador de la Obra es Él. Y Él sabe hacer las cosas.  
La Obra tenía que tener una espiritualidad y Él la sugirió, espiritualidad que en sus diversos puntos fundamentales –amor recíproco, como dije, el Evangelio vivido palabra por palabra, la unidad, Jesús en medio, Jesús crucificado y abandonado, María– tiene prácticamente un solo objetivo: asegurar la presencia de Jesús entre nosotros.  
La Obra además debía tener una estructura. Él fue su legislador. Él nos mostró que –así como una pequeña planta que nace de una semilla, se va abriendo primero con una hoja y luego con más  – esta Obra se iba abriendo en la Iglesia gradualmente, hasta la estructura presente.  
Y Él fue también su difusor.  
La difusión universal no puede atribuirse más que a Él. De hecho, Él entró con este espíritu en más de 140 naciones, entre personas, como usted decía, de todas las razas, de todos los pueblos, de cualquier categoría, de todas las lenguas, de todas las edades. Mujeres y hombres. Ninguna obra humana habría sido capaz de hacer esto. Él solo es Hombre luz para cada persona de la tierra. 

pdf texto (94 KB)

buzón de correo

Contact Icon

Agradeceríamos a aquellos que nos hagan llegar recuerdos, documentos inéditos, fotografías, etc.... para enriquecer los archivos de Chiara Lubich.
para enviármoslo en seguida

visitantes online

Hay 163 invitados y ningún miembro en línea

27 enero 2015

Lubich

Vídeo-síntesis de la ceremonia de apertura de la "Causa de beatificación y canonización" de Chiara Lubich.
Mensaje del Papa Francisco
La grabación-vídeo de toda la ceremonia 

login staff

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.