El 3 de julio de 2021 la ciudad italiana de Cortona dedicará una escalera mecánica y recordará el compromiso civil y político de Spartaco Lucarini, político, escritor y periodista, uno de los primeros focolarinos casados.

“Este año se celebra el centenario del nacimiento de Chiara Lubich, fundadora del Movimiento de los Focolares. En todo el mundo se han previsto una serie de manifestaciones para recordar a esta gran mujer del novecientos. También Cortona la recordará dedicando la más moderna estructura de acceso a la ciudad, las escaleras mecánicas, a uno de sus hijos predilectos: Spartaco Lucarini, uno de los primeros focolarinos casados. Spartaco amó mucho su ciudad natal”. Con estas palabras Walter Checcarelli, presidente de la Asociación Cortona Cristiana, entre los promotores de la iniciativa, explicó en el periódico local “L’Etruria.it la motivación del homenaje que Cortona ofrecerá a Spartaco Lucarini, escritor, político y hombre de cultura.

La ceremonia de dedicación de las escaleras mecánicas tendrá lugar el 3 de julio de 2021 a las 10.30 (hora italiana). Seguidamente tendrá lugar un encuentro en el Teatro Signorelle de Cortona donde se recordará el compromiso social de Lucarini en el marco del panorama político y cultural del ‘900.

Lucarini nació en Cortona el 6 de mayo de 1924. En su ciudad siempre estuvo comprometido a nivel social y civil, fue Consejero Comunal y fue parte del grupo fundador de la Empresa de Turismo y de la Expo nacional del mueble antiguo. Conoció el Movimiento de los Focolares en 1943 a través de Silvana Veronesi, una de las primeras compañeras de Chiara Lubich, cuando ambos estudiaban en Florencia.

Fue uno de los primeros focolarinos casados, junto a Igino Giordani y Danilo Zanzucchi. Estuvo muy cerca de la fundadora de los Focolares, de hecho fue ella quien le propuso a Spartaco y a sus esposa Iolanda (para todos Lalla) Castellani de transferirse junto con sus 5 hijos de Cortona a Roma para trabajar en la sede internacional de los Focolares.

Spartaco durante varios años dirigió la Revista Città Nuova. Contribuyó con el desarrollo de los Movimientos “Familias Nuevas y Humanidad Nueva” y al crecimiento de la ciudadela internacional de Loppiano (Incisa y Figline in Valdarno-Italia), en especial al nacimiento de la cooperativa agrícola y de la escuela internacional para familias que todavía hoy tienen ahí su sede.

Anna Lisa Innocenti